Saltar al contenido

¿Cada cuánto tiempo hay que cambiar las sabanas?

Cada cuánto tiempo hay que cambiar las sabanas (buena pregunta)

Sabe con exactitud cada cuánto tiempo hay que cambiar las sabanas, es una manera genial de poder determinar cuántas puedes necesitar. Esto último, asociado a la cantidad de tiempo libre que posees y las veces por semana o mes, que puedes lavar tus sabanas. Ten en mente que hay muchos factores que influyen en este tiempo.

Entonces ¿cada cuánto tiempo hay que cambiar las sabanas?

Las sabanas son algo bastante parecido a la ropa, están en contacto directo con nuestra piel durante varias horas al día. Esto logra que con el pasar de los días, la cantidad de uso y demás aspectos, en las sabanas se alojen células muertas, sudor y mucho más. Esto conlleva a la proliferación de microorganismo bacterianos que pueden ser perjudiciales.

dobla tus sabanas facil y rapido

Teniendo esto en mente, se recomienda que las sabanas se cambien durante el verano, donde las personas suelen sudar más al dormir; al menos dos a tres veces por semana. Cosa que se reduce a dos o una vez por semana durante el invierno, donde el sudor es menos frecuente.

Claro, entre cada cambio, es recomendable que cada mañana se deje ventilar las sabanas, abriendo las ventanas y de ser posible; dejando que el sol incida sobre ellas. También es bueno que las sabanas se laven con agua a temperatura alta, que permita eliminar los microorganismos ya mencionados.

¿Cuántas sabanas son necesario entonces?

Bien, para responder a esta pregunta, lo mejor es que consideres las condiciones de tu hogar. Si eres una persona que vive en una zona cálida y que suda durante la noche, necesitarás al menos tres sabanas semanales. En caso de que laves la ropa de cama dos veces al mes, serán necesarias unas 6  limpias por cada lavada.

Esto es una excelente oportunidad si eres un fanático de alguna serie, película o videojuegos, podrías hacerte con algunas sabanas friki y tener una colección. Recuerda cambiar tus sabanas con la constancia necesaria para mantener tu piel sana.

¡Un vídeo para que comprendas aún más por qué debes cambiar tus sábanas!